ESCUELA DE SEGURIDAD VIAL ISLA CRISTINA

ESCUELA DE SEGURIDAD VIAL ISLA CRISTINA

jueves, 8 de enero de 2015

EL ÚLTIMO VIAJE DE RITA ABREU







El pasado día seis de enero , día de Reyes, falleció en su centenario mi tía abuela Rita Abreu Fernández. Muchos se preguntarán porque escribo esto en un blog de Educación Vial, pero si siguen leyendo seguro que lo entenderán.

La "Tita Rita", como así la llamábamos cariñosamente en la familia, fue una mujer ejemplo en su época; pues fue, si no me equivoco, la primera isleña en obtener el carnet de conducir.

Cuando veníamos de vacaciones al pueblo nativo de mi abuela, Cloti Abreu, al cual adoraba hasta el punto de poner su nombre a mi madre, María Cristina. Ya veíamos a la "Tita Rita" con su Renault 5 blanco, a juego con su pelo cano, conduciendo de un lado para otro y viendo en su rostro la satisfacción de la libertad, la independencia y el placer de conducir.

Pasados los noventa años aún conducía, había cambiado su antiguo bólido por otro más moderno. Pero la familia preocupada por lo avanzado de su edad, tuvieron que personarse en Tráfico para que le retirasen el permiso de conducir. Me contaron que al enterarse de la noticia enmudeció su rostro, vio  como se perdían tantos y tantos viajes por hacer. Pero en el fondo, sabía que lo habían hecho por su seguridad y lo avanzado de su edad. 

Creo que pocos podríamos competir con la "Tita Rita" en años de carnet de conducir, seguro que en Tráfico tendría un tratamiento especial para ella de reconocimiento y admiración, a tantos años a los mandos de un vehículo, siendo testigo directo de la evolución histórica del automóvil, técnicas de conducción, seguridad activa y pasiva de los vehículos. En resumen, de la historia que muchos sólo aspiramos a leer en los libros.

Ella no era mujer de enfermar, y mucho menos de caer en una cama más que para dormir, de pronunciada personalidad y carácter, puede presumir de haber escrito con letras mayúsculas una parte muy importante de la historia del pueblo al que amaba. Junto al que fue su marido D. Jaime Casanova LLuyot y sus cinco hijas Rita, Bellita, Maruja, Cloti y Mercedes.

Ella fue un ejemplo de matriarca, inteligente y avanzada en todos los sentidos; es por lo que pido desde estas humildes líneas de homenaje, que si en el cielo hay carreteras y vehículos no duden en darle el carnet a nuestra "Tita Rita" y otro coche blanco, para que surque los caminos del cielo en libertad.







2 comentarios:

  1. Gracias de todo corazón por homenaje a mi madre.
    Gracias.
    Mercedes Casanova Abreu

    ResponderEliminar
  2. Gracias por estas palabras llenas de sentimiento y recuerdo hacia nuestra querida, en mi caso Abuela Rita; perfectamente alineadas en tan necesario Proyecto de divulgación en Educación Vial. Igualmente, enhorabuena por dicha iniciativa. Un saludo y mi más sentido agradecimiento.

    ResponderEliminar